Qué es la Circuncisión

Uno de los temas masculinos más importantes suele ser la circuncisión, sin embargo aun existen ciertas dudas y mitos al respecto. Para comenzar, la circuncisión es una cirugía u operación que permite eliminar el prepucio, es decir, el tejido que tiene como objetivo proteger el pene.

Sin embargo, dicho prepucio puede presentar ciertas alteraciones y con ello afectar la salud masculina, como resultado la circuncisión es el tratamiento efectivo. Asimismo, esta intervención también se denomina postectomía y se caracteriza por:

  • Se realiza de manera ambulatoria.
  • Implica el uso de anestesia local.
  • Los puntos utilizados son reabsorbibles, es decir se deshacen en la piel.
  • Las técnicas utilizadas son la incisión dorsal y la técnica cubierta. 
  • La duración es entre media y una hora.
  • El tiempo de recuperación es de 30 días.
  • La operación es realizada por un urólogo.

¿Cuándo se realiza la circuncisión?

La circuncisión es una operación que no está asociada a una edad específica, por ejemplo, algunos padres someten a sus hijos recién nacidos a esta operación como parte de rituales culturales y religiosos. 

Por otro lado, muchos hombres adultos deben someterse a esta intervención, desde los más jóvenes hasta los mayores y por varias razones, por ejemplo, para solucionar patologías como fimosis, parafimosis, infecciones urinarias y balanitis.

Beneficios Vs. Complicaciones de la circuncisión

La circuncisión es sumamente recomendada por el gran conjunto de beneficios que genera, por ejemplo, la higiene se convierte en una acción más simple, el riesgo de infecciones, enfermedades de transmisión sexual y cáncer se reduce considerablemente, también se optimiza la experiencia sexual. 

En cuanto a las complicaciones, suelen ser comunes hematomas superficiales en la piel y también quirúrgicos, meatitis, infección y abertura de la herida, queloides y resultados finales muy poco estéticos. También es necesario resaltar, la circuncisión no puede afectar el tamaño del pene, ni aumentarlo ni reducirlo, al contrario de algunas creencias.

De cualquier forma, los beneficios siempre son mayores en comparación con las posibles complicaciones, además la mayoría de las complicaciones se presentan como síntomas normales durante los primeros días y desaparecen posteriormente luego de algunos días, además tomando las medidas y cuidados necesarios es posible prevenirlas y garantizar resultados estupendos.

Cuidados posteriores 

Los pacientes que se someten a la circuncisión, deben posteriormente seguir un conjunto de cuidados específicos, por ejemplo, realizar la higiene en la zona con gran rigurosidad utilizando agua y jabón para después secar con una toalla a través de pequeños toques.

Igualmente, cubrir la zona con gasas y cambiarlas con regularidad, así como evitar hacer fuerza, además de las erecciones y las relaciones sexuales, luego de 30 días cumpliendo con estos cuidados es posible lograr los resultados ideales en cualquier proceso de circuncisión. 

En resumen, la circuncisión es un procedimiento que contribuye a resolver diversas patologías masculinas de forma totalmente definitiva, por supuesto, antes es preciso consultar con el médico especialista, es decir el urólogo, para que lleve a cabo el respectivo análisis y posteriormente determine si es necesario el proceso de circuncisión.