circuncision-hombres-adultos

Circuncisión en Hombres Adultos

La circuncisión es un proceso común al que se someten muchos hombres, también se conoce como postectomía y se trata de la eliminación del prepucio con el objetivo de que el glande del pene quede totalmente descubierto de forma permanente, esto para solucionar y evitar complicaciones de salud.

Es decir, la circuncisión en hombres adultos se hace necesaria en diversos momentos, justificada por un conjunto de distintas patologías las cuales ponen en riesgo su bienestar, pues incluso conducen a consecuencias más graves.

Durante la adultez pueden presentarse varias patologías relacionados con el prepucio o tejido prepucial, las cuales tienen como solución definitiva la circuncisión, entre ellas se encuentran:

Infecciones Urinarias

En los casos en los que la higiene del prepucio así como su retracción no es realizada de forma correcta, es usual que se acumulen agentes patógenos en la zona y esto conduce al desarrollo de infecciones, las cuales pueden ser frecuentes.

Fimosis

La fimosis se trata de la dificultad o incluso la imposibilidad para lograr la retracción del tejido prepucial y así dejar el glande al descubierto, esto genera infecciones, lesiones, tensión, dolor, problemas durante las relaciones sexuales y hasta cáncer.

Parafimosis

Es cuando el prepucio se retiene detrás del glande y no puede volver a su posición normal, como consecuencia el glande se inflama y el flujo de sangre se ve afectado dando paso a otras complicaciones.

Balanitis

En el caso de la balanitis el glande se inflama progresivamente, así que se produce enrojecimiento, dolor, ampollas, sangrado, entre otros problemas graves.

Todos estos son padecimientos que afectan de manera considerable la salud masculina y encuentran en la circuncisión la solución permanente, por supuesto, después de la respectiva evaluación del médico especialista.

Cómo se realiza la Circuncisión

Esta intervención se lleva a cabo de manera ambulatoria y utilizando anestesia local en la mayoría de los casos, aunque también se puede realizar durante una estancia hospitalaria con anestesia general, en este último caso depende de las características y condiciones del paciente. En cuanto al tiempo de realización, suele ser entre media y una hora y las técnicas pueden ser la incisión dorsal o la técnica cubierta, al respecto:

      Incisión dorsal: consiste en hacer una incisión en el prepucio, este se tira hacia atrás y luego se corta. 

      Técnica cubierta: en este caso se realizan cortes alrededor de la base del prepucio y también en su interior creando un mango o tubo y este se tira o hala sobre el glande. 

Cabe destacar, en cualquier de estas técnicas, el glande y el orificio de salida de la orina y del semen quedan expuestos. Con respecto a los bordes de los cortes, suelen ser aplicados puntos reabsorbibles, esta es la sutura utilizada en la mayoría de los casos.

Luego, la zona es cubierta con vendas o gasas que se retiran a las 24 horas siguientes, después el paciente debe realizar los respectivos cuidados con la correcta higiene, el cumplimiento del reposo y las recomendaciones del médico especialista.

Últimos Artículos

Qué es la Circuncisión

Uno de los temas masculinos más importantes suele ser la circuncisión, sin embargo aun existen ciertas dudas y mitos al respecto. Para comenzar, la circuncisión es una cirugía u operación

Leer Más >>

Circuncisión o fimosis

La circuncisión es un procedimiento quirúrgico, una operación que consiste en eliminar el prepucio del pene para dejar que el glande quede al descubierto. Por un lado, forma parte de

Leer Más >>