circuncision

Circuncisión Mal Cicatrizada

La circuncisión es una de las intervenciones quirúrgicas masculinas que más genera interrogantes, dudas y debates, pero se hace necesario en diferentes casos con el objetivo de solucionar diferentes patologías y así poder recuperar la salud. 

 

Ahora bien, considerando consiste en la eliminación del prepucio, para que el glande pueda quedar totalmente al descubierto, es necesario realizar cortes y aplicar suturas y como resultado, se producen cicatrices en la piel luego de que ha sanado y rodea el pene pudiendo ser de un color más oscuro al tono del resto de la piel, sin embargo, en algunos casos puede producirse una mala cicatrización.

Esta cicatriz rodea el eje del pene de forma total, así que se ubica en el límite de la piel del eje y también el remanente interno del tejido prepucial o prepucio, el cual es la parte del prepucio que no se extirpó durante la intervención. Este remanente representa mucosa seca y suele tener tanto un color como textura distintos al resto de piel del pene.

 

Es importante tener en cuenta, la cicatriz de la circuncisión varía según la técnica utilizada durante el procedimiento, por ejemplo, las técnicas quirúrgicas abiertas que hacen uso de suturas, se asocian a la posibilidad de que generen cicatrices desiguales donde se ubican dichas suturas.

Proceso Incorrecto de Cicatrización

Ahora bien, cuando se produce la circuncisión mal cicatrizada la piel obtiene un aspecto diferente, por ejemplo, pueden presentarse queloides, es decir, el proceso de la cicatrización como tal no se paraliza y crece, aunque los bordes de la herida ya se encuentren correctamente unidos.

Como resultado, la piel de la cicatriz se torna gruesa y dura además de que se eleva por encima del resto de la piel, en muchos casos esto responde a la tensión en demasía que generan los puntos. 

Igualmente, pueden producirse otros resultados estéticos negativos, debido también a la tensión de los puntos o también a la gran separación de dichos puntos en cuanto al borde de la herida o incisión. De igual manera, la circuncisión mal cicatrizada se caracteriza por la suma bulbosa de neuritas de tamaños que varían, la proliferación de células de Schwann, entre otros. 

Cabe destacar, durante la circuncisión de bebés recién nacidos no hace falta suturas, así que no hay que preocuparse por el proceso de cicatrización, ya que esta resulta fina y uniforme, es decir, cuando la circuncisión se lleva a cabo durante los primeros meses de vida la cicatrización no se produce de manera incorrecta.

En síntesis, la incorrecta cicatrización de la circuncisión responde generalmente a las técnicas utilizadas durante la intervención quirúrgica, en este sentido, es preciso apostar por un verdadero profesional de la salud, un especialista de la urología quien pueda garantizar la correcta realización de la operación, a través de la mejor elección de la técnica según cada caso, así como la correcta ejecución de cada uno de los pasos. Igualmente es clave cumplir con todos los pasos en cuanto a higiene y cuidados luego de la circuncisión.

Qué es la Circuncisión

Uno de los temas masculinos más importantes suele ser la circuncisión, sin embargo aun existen ciertas dudas y mitos al respecto. Para comenzar, la circuncisión es una cirugía u operación

Leer Más >>

Circuncisión o fimosis

La circuncisión es un procedimiento quirúrgico, una operación que consiste en eliminar el prepucio del pene para dejar que el glande quede al descubierto. Por un lado, forma parte de

Leer Más >>